El magistrado que intervino como juez técnico en el debate que ventiló el caso “Florencia Peralta” y por el que fue condenado Damián Ortega, sostuvo que estamos frente a “una ley sabia, porque exige la unanimidad de 12 personas, tanto para condenar, como para absolver”.

El Dr. Jorge Yapur, de él se trata, manifestó sobre los miembros del jurado popular que “actuaron de manera sumamente responsable, algo que se vio reflejado en la cantidad de horas de deliberación. Además, mientras discutían, pidieron tres o cuatro pruebas que por el tenor de las mismas eran cruciales para tomar una decisión. Fueron muy exigentes, a pesar del cansancio de tantos días”.

Defendió el nuevo modelo al indicar luego que, por la cantidad de integrantes del jurado, “el margen de error se achica muchísimo. Antes, cuando nos tocaba a los jueces técnicos, decidíamos una o tres personas”.

Por otro lado, teniendo en cuenta que fue el primer juicio con esta modalidad en San Rafael, destacó el comportamiento y el profesionalismo de todas las partes. “A pesar de que recién estamos iniciando un sendero de aprendizaje, cada uno de los que participó lo hizo con mucho respeto, con diálogo abierto y franco”, deslizó.

Además, resaltó que el debate, desde el punto de vista de la comunicación, fue entendible. “Una de las grandes ventajas de los juicios por jurado es el lenguaje, y en este punto, debe quedar claro que aquel profesional que no sepa como bajar el lenguaje técnico a la gente, corre el riesgo de perder su caso”, expresó el magistrado.

Sobre el final, desatacó que se ha dado un paso muy importante, dado que se está en camino de una reconciliación del Poder Judicial con la ciudadanía.

“La gente no estaba conforme con la Justicia tradicional, en cambio ahora, con estos cambios, nos permitirá acercarnos”, concluyó Yapur.

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv