La semana pasada el gobierno provincial anunció que se nombraron 30 inspectores destinados al área de Diversión Nocturna para controlar a todos los boliches de Mendoza. Únicamente restaba saber, de ese total, el número que le tocaría al sur. En tal sentido, la coordinadora en nuestra zona de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Julieta Cabañas, informó que ese dato ya está.

La funcionaria estuvo en el programa ‘Sin Documentos’ de radio Mitre San Rafael y explicó que “serán 8 los inspectores de Diversión Nocturna destinados para el sur mendocino. Es decir, se trata de personal abocado exclusivamente al control de los boliches de San Rafael, Alvear y Malargüe”.

“Debe quedar claro que se trabajará en conjunto con los efectivos de Contraventores y los inspectores del municipio”, relató luego.

La tarea será controlar la presencia de menores, el factor ocupacional y la provisión gratuita de agua potable. Respecto del último punto, señaló que es un tema preocupante lo que sucede en algunos  boliches porque se ha detectado que se corta el suministro de agua potable, lo que obliga a la persona a comprar cualquier tipo de líquido en la barra cuando tiene sed.

Cabañas expresó más tarde que “haremos un exhaustivo control sobre el personal de seguridad, controlando a uno por uno para que acrediten la habilitación que otorga el Ministerio de Seguridad. Se trata del carnet que les permite trabajar en ese puesto”.

También despejó dudas en relación a la modalidad de control en el interior del local bailable. “Tenemos la facultad de hacer parar la música, prender las luces y verificar si han ingresado menores. En el caso de que se detecte eso, es motivo suficiente para clausura”, concluyó.

Silvio Barroso