La autoridades provinciales y municipales recomiendan avisar al 911 ante cualquier emergencia que tenga que ver con el viento zonda, que con fuerza llegó al llano y no pasó desapercibido.

Después del mediodía fue poco el movimiento en las calles de San Rafael. Acertadamente Dirección General de Escuelas decidió suspender las clases. Lo mismo ocurrió con algunas oficinas públicas que le dieron asueto a su personal después de las 12:00.

La decisión fue correcta porque que luego de ese horario el viento se intensificó y provocó mucha caída de árboles y ramas de gran porte.

En algunos sectores de la ciudad, como así también en distritos, hubo calles y rutas cortadas por la misma razón. Además se han registrado voladura de techos, aunque no hay un reporte oficial por el momento de cuantas son las casas dañadas.

Desde Defensa Civil recomiendan a la ciudadanía no salir a la calle.