No hay mucho para decir, dado que el anuncio lo dice todo. Quizás en el título está el resumen.

En la audiencia pública que se llevó a cabo este viernes en el Palacio de las Aguas Corrientes de la capital de nuestro país, el gobierno de Mauricio Macri llevó la propuesta de las nuevas tarifas para los próximos meses.

Pasaron las elecciones, y con la “legitimidad” que le dio gran parte del pueblo argentino en las urnas, la Nación se envalentonó para decir sin anestesia que los aumentos son picantes para el bolsillo.

En el caso de la provincia de Mendoza, el aumento será de un 41 por ciento en dos veces. El primero de ellos viene con la canasta navideña: un 25 por ciento a partir de diciembre, en tanto que el otro llega de la mano de las bombitas de carnaval, ya que en febrero el incremento será de un 16 por ciento.