Fernanda Raverta podría ser la ‘Heidi’ de La Cámpora. No parece tener 42 años ni ser la madre de dos hijas de 17 y 20 años. Ya fue diputada provincial y es diputada nacional, perdió a su mamá durante la dictadura y después de vivir en Cuba se crió en el Conurbano y después en Mar del Plata. Será la primera anfitriona de Alberto Fernández cuando el precandidato presidencial llegue el próximo lunes a Mar del Plata. También irá Axel Kicillof, precandidato a gobernador, aunque en su caso ya visitó varias veces La Feliz. El kirchnerismo pone mucho esfuerzo en la Quinta Sección Electoral.

Raverta, el kirchnerismo y su agrupación (antes militó en el Movimiento Evita adonde llegó de la mano de su madre del corazón Adela Segarra) hace tiempo que se concentran en General Pueyrredón. La diputada recorre los barrios en zapatillas y ya llevó a gran parte de las figuras nacionales del Frente de Todos. Hace poco llegó Teresa Parodi para dar una charla con ella como representante de la cultura hiperkirchnerista.

Fernández planeaba viajar la semana pasada, más precisamente el miércoles, pero ese día tuvo cita con doce gobernadores y luego con gran parte del bloque de senadores del Justicialismo. Este lunes, día no laborable, el precandidato llegará a la ciudad donde también Cambiemos concentró recursos: durante todo el verano Fabián Perechodnick, secretario general de la gobernación, se instaló para potenciar con playas públicas y eventos, más Vidal y la visita casi obligada de funcionarios del gobierno nacional y provincial, la precandidatura de Guillermo Montenegro. No quieren más a Carlos Arroyo con quien han tenido serias diferencia y cuya gestión cuestionan tanto como Raverta. Arroyo resiste y se volverá a presentar.

Mar del Plata tiene muchos precandidatos. Montenegro enfrentará en una PASO a la radical Vilma Varagiola. También Raverta tiene interna, en su caso con Horacio Tettamantti. Enfrente todos tienen al ex intendente Gustavo Pulti que se presenta con una lista corta por Acción Marplatense enojado por el dedazo K. El rechazo a Arroyo y los votos que Pulti le quitaría a Juntos por el Cambio podrían terminar beneficiando a Raverta.

Excepto cuando Pulti ganó por el Frente para la Victoria Mar del Plata no tiene una historia peronista. La UCR fue fuerte y obligó en este turno a una PASO. Montenegro, que se mudó a la ciudad, tuvo que aceptar la competencia. Raverta no esquiva ningún convite: desde el encuentro de la Pastoral Social donde compartió mesa con Gustavo Béliz al debate de este viernes con otros precandidatos organizado en el Instituto de Formación Docente, Suetra.

Dos años atrás Fernández armaba la campaña de Florencio Randazzo contra Cristina Fernández de Kirchner, su compañera de fórmula, y tenía otra «leona» en Mar del Plata. El mismo definía con ese sustantivo por el que llamaban muchos a María Eugenia Vidal a Inés Arrondo, jugadora de hóckey, medallista olímpica.

Ahora Arrondo, que es concejal, acompaña a Raverta. Y Fernández se les sumará este 8 de julio con una agenda casi calcada a la que tuvo en las provincias que ya visitó: tendrá una reunión con empresarios del turismo, visitará un club, recorrerá el Parque Industrial y por la noche compartirá una cena con intendentes de la Quinta Sección, sindicalistas, referentes políticos y sociales.

Fernández hará noche en La Feliz porque el martes 9 de julio estará con Sergio Massa y Kicillof en la ciudad de Necochea.

Fuente: www.infobae.com