El empresario argentino, testigo estrella para la Justicia norteamericana, también dijo que no es seguro para él volver a vivir en la Argentina.

Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos y Competencias, declaró hoy que Boca recibió “pagos extras” por sus participaciones en las Copas Libertadores ante la corte de Brooklyn, en el marco de su cuarta jornada de declaración como arrepentido por el escándalo de sobornos conocido como FIFA Gate.

El empresario, que está detenido desde 2015, aseguró que Boca recibió “dinero extra” por su “relevancia” en la competencia continental aunque nada indica que haya sido ilegal o el monto frente a la consulta del fiscal.

El brasileño José María Marín, ex presidente de la Confederación de Fútbol de Brasil, su homólogo en Perú, Manuel Burga y Juan Angel Napout, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), son los enjuiciados por las coimas.

De hecho, Burga podría perder su derecho a un juicio justo si la jueza a cargo decide que amenazó a Burzaco, haciéndole señas de cortarle el cuello, a lo largo de la segunda declaración.

El miedo de Burzaco

El fiscal neoyorquino San Nitze le preguntó a Burzaco si “aún con su hermano en una posición de poder (Eugenio, viceministro de Seguridad de la Nación), ¿es seguro para usted volver a Argentina? Y el empresario respondió: “No”.

El fiscal insistió, al preguntarle: “¿Quiere volver a su casa algún día?”, y Burzaco contestó: “Eso espero”, según indicó BuzzFeedNews, el sitio estadounidense donde escribe el periodista Ken Bensinger, presente en la sala del Tribunal neoyorquino.

Pero cuando Nitze le preguntó si, estando en los Estados Unidos, podía ver a sus hijos en cualquier momento, Burzaco dijo que “no” y acto seguido rompió en llanto.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar