“Mugrientas”, “porreras”, “hijas de puta”, “atorrantas”, “villeras asquerosas”, “roñosas sinvergüenzas” e “infradotadas” fueron solo algunos de los calificativos elegidos por el periodista Ángel Pedro «Baby» Etchecopar a la hora de referirse a las mujeres que se habían ido a manifestar en la puerta de la radio que transmite su programa. El escrache contra el conductor se produjo a partir de éste insultó durante una entrevista a una integrante del Movimiento Evita. Le dijo que era una “porquería, vividora, gusano”, después de llamarla para preguntarle por la asignación que recibe. Ahora, Etchecopar acaba de ser imputado por discriminación en contexto de violencia de género y fue citado a declarar para el miércoles 3 de octubre.

El conductor es famoso por hacer del lenguaje cavernario marca de estilo. «Si tu hija de doce años sale mostrando las tetas y haciendo trompita, hay una provocación», dijo por ejemplo el año pasado tras el femicidio de Micaela García, de 21 años, violada y estrangulada en Gualeguay. Es autor de frases como «el único problema de esas marchas de mierda no es la mujer golpeada, sino que no se aceptan ellas mismas y te das cuenta en la pinta, en la mugre que es gente que no puede salir a competir con las demás mujeres» (en referencia a las asistentes a las manifestaciones de Ni Una Menos). El conductor también propuso “un martillazo en la cabeza” a las mujeres de más de 40 años que no entran en su categoría de “algo comestible”. Y entre muchas otras declaraciones antiderechos también ha dicho: “me cago en los Derechos Humanos: Porque acá los derechos humanos funcionan para los chorros”. Hace pocas semanas, después de insultar al aire a la militante del Movimiento Evita, aseguró “con los planes que cobran les sacan la guita a sus hijos”. La diferencia es que ahora acaba de ser imputado por sus constantes ataques verbales contra las mujeres, por discriminación en “contexto de violencia de género”.

Así lo consideró el fiscal Federico Villalba Díaz, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 18, especializada en Violencia de Género. El fiscal considera que Etchecopar incurrió en infracción del párrafo 2 del artículo 3 de la ley nacional 23592, que penaliza “actos discriminatorios por motivos como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos”. La Fiscalía le dio intervención al INADI y a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires “para que ejerzan la facultad de actuar en el proceso como terceros coadyuvantes y asistir a personas que allí eventualmente lo requieran”.

Todo empezó cuando el 10 de septiembre, Etchecopar cruzó durante su programa radial a una dirigente del Movimiento Evita y la insultó por recibir una asignación social. “¿Cuánto cobrás vos?”, le preguntó Etchecopar a la mujer, quien respondió que recibe “un plan de 5.500 pesos por mes”. Luego sobrevino la catarata de insultos y le cortó el teléfono. Desde el Movimiento Evita hicieron una presentación en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), y ante la Fiscalía de Cámara especializada en Violencia de Género. En el escrito presentado, se le solicitó a la Justicia que sancione a Echecopar ya que su conducta “además de resultar discriminatoria, podría encuadrar en el delito de acción pública”. La audiencia es el miércoles a las 14.30. 

 

Fuente:www.página12.com