Se modificaron dos artículos del Código de Faltas de nuestra provincia relacionados con las penas a quienes en la vía pública porten elementos contundentes y réplicas de armas.

Esto se da en el marco del plan de seguridad implementado por el Gobierno de Cornejo, donde se busca que ningún tipo de objeto, aunque sea de juguete, les sirva a los malvivientes para intimidar a las personas.

De esta forma, la Cámara de Diputados le dio sanción final a la modificación de los artículos 121 y 122. El primero ahora indica que “el que en un lugar público o abierto al público y sin justificar el motivo, porte arma blanca u objeto cortante o contundente será sancionado con pena de multa desde $4.000 hasta $8.000 y arresto de 10 días”, en tanto que el segundo dice que “el que en un lugar público o abierto al público porte arma de fuego no apta para el disparo o réplica, será sancionado con pena de multa desde $6.000 hasta $10.000 y arresto de 15 días”.

Para ambos casos la pena será incrementada al doble de lo previsto cuando la portación se realice en lugares donde haya concurrencia o reunión de personas. Y se llevará al triple de lo previsto cuando se haga ostentación pública de la misma.

En el caso de San Rafael, sobre todo en las últimas semanas, se han dado varios casos de asaltos en la vía pública, donde los delincuentes han usado cuchillos o navajas.

Silvio Barroso