Aunque la operación de depósitos, almacenes y centros de distribución es hoy globalmente un 80% manual, el sector de logística y supply chain es uno de los que está virando de manera acelerada a la automatización de la mayor parte de sus procesos.

De acuerdo a un estudio global realizado por Qualtrics para la empresa Zebra, el 66% de los directivos de depósitos planean la automatización parcial para los próximos 5 años que incluye implementar robótica para la administración de inventarios (28%), el empaquetamiento para distribución (22%) y la recepciónde mercancía (22%). Aunque la encuesta sólo incluye en América latina a México y Brasil, la tendencia también se extiende en nuestro país.

“Hemos visto una extrema aceleración en la capacidad de integrar robótica a los depósitos en los últimos tiempos, por lo que en los próximos 10 años veremos una fuerte transformación: por lo menos el 60% de los depósitos van a tener una proporción significativa de automatización”, señaló Javier Bilbao, CEO de DHL Supply Chain para América Latina, en un evento para la prensa previo a la inauguración del Centro de Innovación DHL Americas en Chicago.

Allí los periodistas pudieron ver en acción algunos de los desarrollos en este sentido: robots para picking, anteojos de realidad aumentada para uso de los operarios en depósito y de realidad virtual para entrenamiento, vehículos autónomos cuyos recorridos se mapean y recorren solos los pasillos de almacenes y otros que son capaces de seguir a una persona en su recorrido.

Los robots autónomos para asistir la preparación de pedidos pueden aumentar las tasas de recolección (picking) hasta en un 200%”, aseguró Matthias Heutger, director global de Innovación y Desarrollo Comercial de DHL.

Según Bilbao, “el depósito del futuro, con robots integrados en todo el proceso, requiere de una enorme inversión. Eso implica una dificultad para los países de América latina, por lo que ese nivel de automatización profunda es menos frecuente”.

Por otra parte, en las operaciones de la empresa en la región, “la realidad virtual ya se utiliza como herramienta en el proceso de incorporación de personal. A través de juegos y recorridos de realidad aumentada, los nuevos empleados se sumergen en una plataforma interactiva sobre DHL y sus operaciones, lo que permite captar mayor interés y mejorar la eficiencia del trabajo”, dice Alberto Oltra, director regional de DHL Global Forwarding Sudamérica.

El e-commerce está revolucionando el supply chain en general y los depósitos en particular”, señala Gabriel Gil, gerente de Innovación Operativa de Andreani. “Por el tipo de paquetería y por el volumen, muchos almacenes están yendo a la automatización, buscando aumentar la velocidad de los procesos. El tiempo es primordial, la gente quiere las cosas el mismo día”, agrega.

En la empresa hace dos años incorporaron un sorter, “una cinta grande con varios toboganes para la clasificación automática”, describe. Además, “agregamos tecnología en el proceso de picking, con algunas máquinas de automatización para optimizarlo y hacerlo más eficiente”.

También están probando lentes de realidad aumentada para el proceso de picking y, con una empresa italiana, robots autónomos “a los que se les dirige una orden y la hacen solos”.

Otra tecnología que se está incorporando es la de control de inventario con drones. “Le planificás un camino a recorrer, va tomando lectura de los códigos de barra de los pallets y va asegurando que haya productos en esa posición”, cuenta Pablo Duarte, gerente de División Logística de Cruz del Sur, otra empresa argentina del sector, que tiene automatizada buena parte del proceso de almacenamiento.

Además, “estamos evaluando otra tecnología para una de nuestras operaciones: la identificación por frecuencia remota. A todos los pallets les agregás una etiqueta que tiene la antena incorporada y les imprimís la posición de guardado, qué contiene, más la antena. En los techos de los depósitos se ponen dispositivos que pueden leer la emisión de las antenas en tiempo real. Eso lo integrás a tu sistema e gestión y tenés el inventario inmediato en todo momento de tu depósito”, describe Duarte.

“En la Argentina tenemos almacenes muy automáticos hace muchos años”, asegura Nicolás Gamba, de la empresa ABB, que se hace cargo del sistema de gestión del Centro de Distribución Avellaneda de Telefónica de Argentina hace 8 años. “Ese centro está bastante automatizado, con autoelevadores, carros y mesas de transferencia”. La última incorporación fue un robot colaborativo para la automatización de la preparación de equipos terminales.

 

Fuente: www.clarín.com