El Taladro cayó por 1-0 en el Nuevo Gasómetro. Así, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se aseguraron el torneo local.

Ahora sí: los hinchas de Boca pueden desahogarse. Banfield perdió por 1-0 ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro y, de esta manera, se sentenció la historia: el Xeneize es el nuevo campeón del fútbol argentino.

El único tanto del encuentro lo marcó Fernando Belluschi. Con la derrota de esta tarde, el Taladro quedó a cinco unidades de la punta, cuando solo le quedará por disputar una fecha.

El pitido final de Fernando Espinoza en el Bajo Flores hizo eco en cada rincón del país. Los fanáticos de Boca festejaron en la Bombonera, en bares y casas de cada provincia y en la puerta del hotel de Bahía Blanca que hospeda al equipo de Guillermo Barros Schelotto.

Es el título local número 26 en la era profesional para el conjunto de la Ribera, que el miércoles visitará a Olimpo con el objetivo ya cumplido y el domingo despedirá el torneo frente a Unión en la Bombonera.

Con esta vuelta olímpica, el Xeneize se aseguró también participar de la Copa Libertadores 2018, luego de ausentarse en la edición de este año. Ahora, todas las miradas apuntarán a este gran objetivo. Pero para eso falta: por ahora, todo es alegría por un nuevo campeonato.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar