El segundo juicio por jurado popular llevado adelante en San Rafael llegó a su fin y trajo como novedad la condena de Cristian Pajón, Ricardo Peñalbé, Fernando Olivares y Carlos Ávila.

Los cuatro sujetos fueron encontrados culpables del delito de “homicidio críminis causa” y en tal sentido el juez técnico del debate, Dr. Ariel Hernández, ordenó la pena máxima para todos.

Esto significa que los cuatro sujetos, acusados de matar de manera brutal al matrimonio de Miguel Ángel Scalia y Liliana Balmaceda, deberán cumplir prisión perpetua.

Se trata del aberrante episodio de sangre ocurrido en septiembre de 2017 en el domicilio de la pareja en calle Gutiérrez del barrio el Nihuil.

Fueron dos largos años de proceso con fuertes acusaciones por parte de la Dra. Claudia Fajardo, abogada de los hijos de la víctima, quien siempre sostuvo que los testigos, la mayoría del barrio, eran amenazados por los hoy condenados. Incluso, en más de un oportunidad, la profesional señaló que desde la cárcel, utilizando teléfonos celulares, amedrantaban a las personas que posiblemente podían perjudicarlos.

Las contradicciones de los que atestiguaron a favor de los malvivientes, sumado a la huella de zapatilla de Pajón encontrada en la escena del crimen y el rastreo que hizo la perra Coni de la Policía, quien logró dar con la casa de los sujetos, resultaron clave en la decisión del jurado popular.

Capítulo aparte merece la estrategia de los abogados defensores que, en un último intento de salvar el pellejo de sus respectivos defendidos, lanzaron filosos dardos contra los otros. Una especie de “sálvese quien pueda porque se hunde el barco”.

Las acusaciones cruzadas entre los imputados despejaron el camino, considerando que de una u otra forma todos tuvieron algo que ver.

A lo anterior se suman los alegatos del representante del Ministerio Público Fiscal, Dr. Pablo Peñasco, y de la Dra. Fajardo, quienes paso a paso hicieron un pormenorizado relato de las horas previas al doble crimen, de la vida de los malhechores en el barrio y de lo que vino después, con la detención de los cuatro.

Dichas exposiciones ayudaron a entender en detalle la trágica historia. Quizás allí, en ese lenguaje coloquial de los profesionales, radiquen los motivos de la respuesta del jurado popular.

 

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv