China pidió el lunes al ejecutivo de Hong Kong sancionar a los autores de la violencia en las manifestaciones y «restablecer el orden rápidamente», tras un nuevo fin de semana de protestas en la ex colonia británica.

Durante una rueda de prensa en Beijing, una responsable de la Oficina de Negocios de Hong Kong y de Macao, el órgano chino encargado de las relaciones con la metrópolis del sur del país, estimó que las manifestaciones de los últimos meses habían «comprometido gravemente» la prosperidad y la estabilidad de la ciudad.

«Creemos que por ahora, la tarea prioritaria de Hong Kong es sancionar los actos violentos e ilegales conforme a la ley, restablecer el orden rápidamente y mantener un ambiente propicio para los negocios», declaró la portavoz de esta oficina, Xu Luying.

El domingo por la noche, manifestantes prodemocracia se enfrentaron por segundo día consecutivo a la policía de Hong Kong, lo que dio lugar a las escenas más violentas observadas hasta ahora en el territorio.

Estos enfrentamientos se produjeron cerca de la Oficina de Enlace china, que representa la autoridad de Beijing en la región semiautónoma.

La policía anunció el lunes por la mañana en un comunicado que 49 «manifestantes radicales» fueron detenidos por diversas infracciones la víspera y afirmó que los manifestantes eran «cada vez más violentos».

En un comunicado emitido lunes, la Policía confirma que los arrestados están acusados de tomar parte en una manifestación ilegal -penado en Hong Kong con entre 3 y 5 años de cárcel y multas- o posesión de armas ofensivas.

Según la autoridad supervisora de los hospitales de la ciudad, citada por medios locales, un total de 16 personas resultaron heridas, de las que cuatro ya han sido dadas de alta y el resto permanecen estables.

Fuente: www.infobae.com