Se viven momentos cruciales en torno a la desaparición del submarino ARA San Juan y la búsqueda es intensa. En ese sentido la Armada Argentina trabaja sin descanso desplegando todo lo que tiene y recibiendo la colaboración internacional para encontrar el navío que lleva 44 tripulantes y cuyo último contacto fue hace exactamente una semana.

Mientras el último parte oficial indica que, por ahora, “no hay ningún rastro del submarino”, es admirable la fortaleza de familiares y amigos. Cada vez que alguno de ellos tuvo contacto con la prensa el común denominador siempre fue que “hay que tener esperanza y orar mucho”.

Tal es el caso del alvearense Claudio Rodríguez, el hermano de Hernán, uno de los dos mendocinos que están a bordo del ARA San Juan.

Es digno de admirar el espíritu de esta persona, que saca fuerza desde lo más profundo y con un optimismo de aquel que espera el abrazo de su ser querido grita a los cuatro vientos “te espero hermano, y pronto”. Palabras que llenaron de emoción las redes sociales. 

Claudio se ha convertido en uno de los voceros y una de sus últimas palabras dicen que “hay muchos rumores, pero nada confirmado”.

“Seguimos orando y a la espera”, subrayó.