Cuando el reloj indicaba las 20 horas, y sin ningún dato oficial cargado, la candidata del Frente Elegí, Anabel Fernández Sagasti, se paró frente a la prensa y dijo a secas que el resultado era irreversible.

La joven senadora añadió que había llamado a Rodolfo Suárez y lo había felicitado por el triunfo. A partir de esas palabras, ya no había lugar para los sobresaltos, solamente faltaba esperar la diferencia.

Recién una hora más tarde habló el ganador de la jornada, quizás esperando que la distancia fue lo más amplia posible.

Finalmente, con el 100% de las mesas escrutadas, el candidato del Frente Cambia Mendoza obtuvo un 49,8%, en tanto que el Frente Elegí alcanzó el 34,9%.

Con una diferencia del 15%, más allá de tener muy buenos resultados en distintos departamentos de la provincia, no hay dudas que el radicalismo-pro es fuerte en el Gran Mendoza. En Capital la diferencia fue del 40%, en Luján de 29% y en Godoy Cruz 33%.

Por su parte, en Guaymallén la distancia fue del 25% y en Las Heras del 19%.

fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv