Quedó inaugurada en nuestra provincia la Oficina de Conciliación Laboral, la cual estará bajo la órbita de la Subsecretaría de Trabajo y cuya misión será arbitrar – con carácter obligatorio y previo a la demanda- en todo conflicto de derecho, que involucre un reclamo individual o pluriindividual, y que tenga competencia en la justicia laboral.

Con esta instancia previa de negociación, la idea es disminuir la cantidad de juicios laborales, ya que, según el Gobierno, las Cámaras Laborales están colapsadas.

“Queremos que se resuelvan rápido los conflictos laborales y no que estén ocho años litigando. Estamos pensando en el empleado que necesita el dinero ya y no puede esperar ocho años en un litigio”, apuntó Alfredo Cornejo.

En este sentido, la Provincia designó un cuerpo de abogados conciliadores que formarán parte del organismo, quienes deberán mediar entre el trabajador y las empresas, de forma tal de darle pronta solución al conflicto y de esa forma evitar los juicios laborales.

Desde el Gobierno aseguraron que los conflictos quedarán resueltos en un plazo no mayor a 60 días, según la ley 8.990. El conciliador dispondrá de un plazo de 20 días, contados desde la celebración de la audiencia, para cumplir su cometido. Las partes, de común acuerdo podrán proponer una prórroga de hasta 15 días corridos, que el conciliador concederá si estima que la misma es conducente a la solución del conflicto. Solo habrá prórroga si el trabajador lo desea.

La Oficina de Conciliación Laboral atenderá temas como despidos, cobros de salarios, daño moral, desalojo, diferencias salariales, aguinaldos, vacaciones, entre otros.