Después de muchos años, aunque fue por apenas un punto, el Frente Cambia Mendoza se impuso ante el Frente Somos Mendoza en San Rafael. De todas formas, más allá del análisis profundo respecto del impulso que adquieren ahora los radicales de cara al 2019, lo concreto es que en el Concejo Deliberante de nuestro departamento nada cambió si hablamos de la cantidad de bancas que tiene cada partido.

Es correcto decir que, independientemente de los distintos frentes electorales, la verdad es que en el HCD los que cortan el queso son únicamente radicales y justicialistas. De los primeros llegan Francisco Mondotte y Cynthia Maggioni, mientras que renueva Martín Serrano, en tanto que, en relación a los segundos, Pedro Serra tendrá un segundo período y se suman Pamela Torres y Paulo Campi.

Esto significa que seis bancas serán de la UCR y seis del PJ, por lo tanto, no es difícil advertir que el intendente Emir Félix no tendrá inconvenientes en llevar adelante políticas que necesiten el visto bueno del Concejo, considerando que tiene y seguramente tendrá el dominio de la presidencia de la Casa de las Ordenanzas, que en definitiva ante un posible empate es quien tiene la tarea de inclinar la balanza.

No hay dudas que se vienen dos ásperos años, ya que el presente habla de un empate. Con apenas una chispa de imaginación alcanza para entender que se trata del armado del terreno para una final. En esa línea, la obviedad señala con fuerza que será en el 2019.

Silvio Barroso