Su representante, Pedro Aldave, hizo pública la noticia. El club alemán aún no pudo depositar el dinero porque el Millonario no le pasa la CBU.

Se veía venir. El final de la novela no es el deseado para la gente de River, pero al menos se cierra una historia que empezaba a fastidiar a los hinchas y al cuerpo técnico: Lucas Alario ya es jugador del Bayer Leverkusen.

Pese a que el conjunto alemán aún no pudo depositar la plata porque desde el Millonario no le dieron la CBU, el futbolista firmó contrato por cinco años con el club alemán, que ya mandó un telegrama ejecutando la cláusula de rescisión.

El costo de la operación es de 24 millones de euros brutos (18 millones netos). Al equipo de Núñez le quedarán 10.200.000 euros limpios, mientras que Colón cobrará 7.800.000 (de ahí le devolverá cuatro millones al Bayer).

Desde River amenazaron con llevar el caso a la FIFA ya que, basados en el reglamento, entienden que no se puede romper un contrato de manera unilateral con la temporada ya comenzada. Desde la vereda de enfrente respondieron que hicieron todo dentro de la ley y señalaron: «Queremos al futbolista y él quiere jugar con nosotros».

Por lo pronto, Alario empieza a armar las valijas y en las próximas horas viajará a Alemania para seguir con su carrera deportiva.

El equipo argentino retomará las prácticas el miércoles y buscará acomodarse ya sin su máxima figura, para afrontar los cuartos de final de la Copa Libertadores, la Copa Argentina y una Superliga que recién arranca.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar