La ex presidente y candidata a vicepresidenta del Frente de Todos Cristina Kirchner pidió autorización para volver a viajar a Cuba después de las elecciones primarias del próximo domingo. Lo hizo ante el tribunal oral que la juzga por las presuntas irregularidades en la obra pública y cuyos integrantes ahora deben resolver si aceptan el planteo.

El pedido fue hecho hace dos semanas en el último día antes del inicio de la feria judicial y se conoció ayer cuando se reanudó la actividad en tribunales y el juicio oral, informaron a Infobae fuentes judiciales.

La defensa de la ex mandataria presentó un escrito ante el tribunal oral en el que pidió autorización para viajar a Cuba del 22 al 30 de agosto, inclusive ambas fechas, por «razones personales». No explicó cuáles son pero se sabe que en la isla está desde febrero pasado su hija Florencia bajo tratamiento médico por por estrés postraumático y un linfedema ligero en sus piernas.

Junto con el pedido, la defensa le informó al tribunal la reserva de los pasajes de avión y el hotel en el que la ex mandataria se hospedará en Cuba los nueve días que esté en la isla.

Esta es la cuarta vez que Cristina Kirchner pide autorización para viajar a Cuba. Las tres anteriores -en marzo, abril y junio- recibió el aval de los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso ante la opinión contraria del fiscal Diego Luciani.

Si la ex presidente es autorizada, el viaje se superpondrá con una de las audiencias del juicio oral. Será la del lunes 26 de agosto. El proceso se encuentra en la etapa de cuestiones previas, a la que por mayoría el tribunal autorizó a los acusados a no asistir. Las defensas hicieron sus planteos y las acusaciones comenzaron a rechazarlas. «Hay un interés en que este juicio no comience. Las defensas hicieron 51 planteos preliminares. Es algo desproporcionado e inusual y muchos de estos planteos ya fueron resueltos con anterioridad», dijo el fiscal Luciani ayer. Y el próximo lunes será el turno de las querellas de la Oficina Anticorrupción (OA) y de la Unidad de Información Financiera (UIF).

Luego vendrá el feriado del lunes 19 de agosto y en la audiencia del 26 los jueces podrían leer su resolución de los planteos. «Se puede entender que esa audiencia forma parte de las cuestiones previas y que rige la autorización a Cristina Kirchner de no ir al juicio», analizó una fuente judicial ante la consulta de Infobae. Así, recién a comienzos de septiembre los acusados deberán estar presentes para las indagatorias, una etapa de presencia obligatoria. Eso sería después del viaje a Cuba de la ex presidente. Pero todo está a resolución de los jueces.

Florencia Kirchner está en Cuba desde febrero pasado bajo tratamiento médico. Su situación está siendo analizada por la justicia argentina para determinar si puede continuar allí o debe regresar al país. Es porque está acusada junto a su madre y a su hermano, el diputado nacional Máximo Kirchner, en las causas por corrupción «Hotesur» y «Los Sauces» que están en etapa de juicio oral pero todavía sin fecha de inicio.

Fuente: www.infobae.com