Lo llaman “el color más feo del mundo” y lo asocian con la muerte o el alquitrán. Eso si, su capacidad para repugnar a la gente es más útil de lo que crees.

Dicen que para gustos los colores, pero el opaque couché no parece gustarle a muchos. Después de tres meses de estudio, un grupo de investigadores australianos llegaron a la conclusión de que era el color más feo del mundo.

Describen el color marrón verdoso como “sucio“, “monótono” y “oscuro” asociándolo con “la muerte” y “el alquitrán“. Su nombre oficial es Pantone 448C, y su tono poco encantador le da una función más interesante que la mayoría de colores.

opaque couche el color mas feo del mundoVía | Twitter

Tiene su propia cuenta de Twitter, pero eso no es lo más llamativo. Los investigadores no estuvieron meses en búsqueda del color más feo del mundo por amor al arte, lo seleccionaron para usarlo en las cajetillas y productos de tabaco. Esperaban que si el color que recubría la cajetilla de cigarros era suficientemente repugnante, más gente dejaría de fumar.

El análisis lo llevó a cabo la agencia de marketing GfK Bluemoon. Reclutaron a más de 1000 fumadores para que participaran en el estudio y diseñaran un paquete de tabaco que fuera lo menos atractivo posible. Fue un proyecto interesante para la agencia ya que su fin era completamente contrario al que persiguen habitualmente. No buscaban atraer al consumidor, sino repelerle.

Nuestro rol era ayudar a nuestro cliente a reducir la demanda, con el principal objetivo de minimizar el uso del producto“, explicó Victoria Parr, empleada de Gfk Bluemoon.

Los fumadores australianos fueron los primeros en portar cajas del color más feo del mundo, decorados también con imágenes y advertencias de las consecuencias mortales del tabaco.  La tendencia también fue adoptada por los gobiernos británicos, franceses e irlandeses.

La empresa Pantone salió a defender al opaque couché, manteniendo que no existía tal cosa como el color más feo del mundo. Aseguraron que Pantone 448 C se asociaba con tonos tierra y era un color popular para sofás y zapatos.

Sea o no el color más feo del mundo no cabe duda de que no hay nada más repugnante que lo que hay en el interior de la caja.

Vía | Independent