Un adolescente de 17 años fue arrestado este domingo por haber lanzado presuntamente a un chico de seis años desde el décimo piso de la Tate Modern, el museo nacional de arte moderno de Londres.

El nene cayó una altura de cinco pisos e impactó en el quinto nivel del edificio. De acuerdo con las autoridades se encuentra en estado crítico. «Tratamos a una persona en el escenario del incidente y la trasladamos al hospital de forma urgente», dijo un vocero del Servicio de Ambulancia de Londres, que utilizó uno de sus helicópteros para llevar a la víctima hasta el centro médico.

Minutos después del incidente, el museo de arte moderno cerró sus puertas y no permitió la entrada ni salida de visitantes hasta reabrir después del traslado del chico.

«La policía recibió una llamada hacia las 14. 40 con información de que un nene había sido lanzado desde el mirador del décimo piso de la Tate Modern», precisaron las autoridades en un comunicado. En tanto, un vocero de la policía informó a la agencia EFE que no hay evidencia de que el sospecho, que está siendo investigado por intento de homicidio, «sea un conocido de la víctima».

Según relató a la BBC una testigo de lo ocurrido, ella estaba en el décimo piso del museo cuando escuchó un fuerte ruido y a una mujer que gritaba: «¿Dónde está mi hijo, dónde está mi hijo?». En ese momento, contó que se formó un gran revuelo alrededor de una persona que, sin oponer resistencia, fue reducida por miembros del público antes de que llegaran los agentes.

El museo Tate Modern abrió sus puertas en el 2000 en un edificio que antiguamente albergó una central eléctrica a orillas del conocido río Támesis. Desde entonces es uno de los lugares más conocidos y transitados de la capital londinense y fue la atracción turística más popular del Reino Unido en 2018 con 5,9 millones de visitantes, según cifras oficiales.

 

Fuente: www.tnmundo.com