En un encuentro que resultó más complicado de lo esperado, el austriaco derrotó por 7-5 y 7-6(12-10) y 6-1 al italiano. El ganador espera por Juan Martín del Potro o Rafael Nadal.

El austriaco Dominic Thiem está sufriendo más de lo esperado ante el italiano Marco Cecchinato. El que supo vencer a Novak Djokovic está teniendo una participación excelente frente al número 12 del ranking ATP.

El oriundo de Palermo luchó en cada punto y le complicó las cosas a su rival, que, sin embargo, logró quedarse con los dos primeros sets por 7-5 y 7-6 (12-10).

El tercero fue más descontracturado debido a la intensidad con la que se había jugado el anterior. El italiano no pudo mantener la regularidad y rápidamente caía por 5-0 en lo que terminó siendo la última manga. Posteriormente, no pudo levantar el resultado pese a conseguir un game antes de caer por 6-1.

En desarrollo…

Marco Cecchinato, quien obtuvo un inesperado éxito ante el serbio Novak Djokovic en cuartos de final que le situó en primera plana del tenis mundial, tiene otra difícil prueba en las semifinales del Roland Garros.

El siciliano de 25 años busca ahora un nuevo éxito ante el austriaco Dominic Thiem, el único jugador en haber hecho morder el polvo al diez veces ganador del torneo, Rafa Nadal, sobre tierra batida desde 2017. Y lo logró en dos ocasiones.

“¿Por qué no? Yo gané mi último partido ante Thiem. Fue en la final de un torneo ‘Future’. Quiero creer que aún le puedo ganar”, se esperanzó el italiano, quien venció en cuartos de final a Novak Djokovic por 6-3, 7-6(7-4), 1-6 y 7-6(13-11).

Pero hoy no parece fácil poner fin a la invencibilidad de Thiem, que llega tras nueve victorias consecutivas, con un título en Lyon incluido. Pocos dudan que antes o después, Thiem, de 24 años, levantará la Copa de los Mosqueteros en París. Este viernes está presenciando su tercera semifinal consecutiva en Roland Garros.

El ganador de la llave pasará a la final en la que podría enfrentarse a Rafael Nadal, el dueño del torneo, o al argentino Juan Martin Del Potro (6°), que viene de vencer al número 4 del ranking ATP por 7-6(7-5), 5-7, 6-3 y 7-5.

El tenista de Palermo, profesional desde 2010, está más habituado a bregar en los torneos de la segunda categoría que en los Grand Slam, pero desde el pasado mes de abril en Budapest dio síntomas de ser un jugador diferente.

Sobre la tierra batida húngara conquistó su primer título ATP, después de ser repescado de las clasificaciones para suplir una baja.

Fuente: www.infobae.com