Luis Alberto Lucero (41) y Aldo Francisco López (40) son dos auxiliares de la Policía de Mendoza que cumplen funciones en la zona del Valle de Uco. El primero con domicilio en Tunuyán y el segundo en San Rafael. Hasta allí una breve historia de dos uniformados que todos los días se subían a un móvil a realizar patrullaje. Nada fuera de los normal.

Pero todo cambió este fin de semana cuando fueron descubiertos por Gendarmería contrabandeando ropa de Chile. Lo impactante del caso es que usaban el propio móvil policial para realizar parte del trayecto, del lado argentino, para trasportar los bultos.

El hecho tuvo lugar en la madrugada del sábado cuando los gendarmes, en recorrido de rutina sobre Ruta Nacional 7, Km 1231 (cercanía túnel 14) detectaron dos vehículos efectuando trasbordo de mercadería.

Fue en ese momento cuando descubrieron que la ilegalidad estaba ante sus ojos, y que parte del elenco de contrabandistas eran efectivos policiales, usando un auto de la Fuerza.

La maniobra era la siguiente: una Renault Kangoo, en la que se desplazaban un masculino y una femenina, sacaban los bolsos de ese vehículo y se los pasaban a Lucero y López, quienes cargaban la mercadería en el móvil.

De acuerdo a una fuente confiable, el valor de la ropa es de 305.000 pesos, según aforo entregado por AFIP-DGA.

Como consecuencia de semejante acto intervino el Juzgado Federal 1 de Mendoza (Secretaría Penal C), que dispuso la detención de los cuatro involucrados.

Está claro que la Kangoo fue la que cruzó la ropa de forma ilegal sorteando todos los controles y los policías completaban el recorrido puertas adentro de Mendoza. Ahora resta saber el destino final de la ropa y si estas cuatro personas son los únicos involucrados.