En medio del debate sobre la regulación del uso de la marihuana, las dificultades para acceder a la sustancia por parte de quienes la usan con fines terapéuticos, los reclamos por el autocultivo y los 30 años de la sanción de la ley de drogas actual (por la cual alguien que tiene para consumir puede ir preso), La Rural alberga este fin de semana a algunos de los más importantes exponentes de la cultura cannábica en Argentina y en el mundo.

Pensada por sus organizadores como “un espacio de encuentro entre interesados en todo lo que el cannabis tiene para dar, con algunos de los mejores profesionales, empresas, científicos y líderes de la cultura cannábica nacional y mundial”, la Expo Cannabis Argentina se desarrolla desde el viernes y hasta el domingo.

Durante tres días, se exhibirá en el Salón Ocre del predio de Palermo lo último en investigación científica, los progresos en uso terapéutico y todas las novedades de la cada vez más sorprendente industria cannábica, que ya mueve millones de dólares en países donde es total o parcialmente legal, como en Canadá o Estados Unidos, respectivamente.

En cada una de las tres jornadas (viernes de 15 a 20, sábado y domingo, de 11 a 20, gratis para menores de 10 años) habrá conferencias, talleres de uso médico y fabricación de aceites, asesoría médica y asesoría legal, espacios de arte y ciencia en vivo y presentación de libros, con sus autores.

Para quienes desean dar sus primeros pasos en este universo o para las personas que buscan seguir desarrollando su relación con la planta de una forma segura y responsable, la exposición también contará con la presencia de marcas nacionales e internacionales relacionadas a la industria y el negocio del cannabis, en más de 60 stands.

Está pensada para toda la familia, y nuestro eslogan es ‘Vení a ser parte de la historia’ porque la expo será un antes y un después en la forma en que la sociedad argentina se relaciona con el cannabis”, comentó a Infobae Sebastián Basalo, director de la revista de cultura cannábica THC y uno de los organizadores del evento.

Uno de los aspectos más interesantes de la Expo -se calcula que pasarán más de 30 mil personas- serán los “Puntos de Acceso a la Salud”, con un plantel de alrededor de 20 médicos que resolverán las consultas del público de forma gratuita y con información sobre las aplicaciones terapéuticas del cannabis.

“Este Punto cuenta con el apoyo de un equipo de profesionales de distintas partes del país comprometidos con la temática. Poseen formación sobre fisiología del Sistema Endocannabinoide, aplicaciones terapéuticas del cannabis, interacciones y contraindicaciones. Habrá médicos especialistas en neurología, neuropediatría, cuidados paliativos, psiquiatría, traumatología”, explicaron los organizadores.

Además, habrá un espacio similiar de “acceso directo a la Justicia”, con el respaldo de la Defensoría General de la Nación, el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires y el Centro de Estudios de la Cultura Cannábica (CECCA). Allí, los visitantes podrán tomar contacto con defensores oficiales para resolver las dudas legales que tengan en torno al cannabis e informarse sobre los derechos de los usuarios y cómo ejercerlos.

A lo largo de todo el fin de semana, la Expo tendrá activas conferencias con grandes personalidades del mundo del cannabis. El viernes se destacan el Taller de aceite (por Mamá Cultiva, a las 16.30), Cannabis Medicinal (por la estadounidense Mara Gordon, a las 17) y Fibriomalgia (por la doctora Mariela Morante, a las 18.30).

El sábado, Tercera Edad (por el médico argentino Nicolás Di Biase, a las 13.30), Medicina Ancestral (por Pueblos Indígenas, a las 14) y Epilepsia (por la neuróloga Silvia Kochen, a las 17.30).

Y el domingo, la presentación de los libros “Marihuana, la historia” y “La prohibición” (a las 11), Cuidados paliativos (por el médico alemán Janosch Kratz, a las 15.30), y Cannabis medicinal para mascotas (por Rolando Rey González, a las 18,30) entre muchas otras.

Para Basalo, el hecho de que la primera exposición sobre la planta de marihuana se realice en un predio de corte tradicionalista como La Rural “muestra la legitimidad que tiene la temática en la sociedad”.

“Van a ser 3 días inolvidables, van a venir a contarnos sus descubrimientos, a explicarnos para qué casos sirve el cannabis medicinal, cuáles son los resultados de la regulación en los países en los que se aplicó”, detalló Basalo, quien aclaró que en la expo no está permitido fumar ningún tipo de sustancia: ni tabaco, ni marihuana.

La expo se centrará en las potencialidades de la planta, tanto las económicas como las que tienen efecto sobre el cuerpo humano de diversas formas: en salud, cosmética, nutrición, en el rubro textil e incluso automotor.

«En Estados Unidos, la industria del cannabis generó el año pasado 300.000 puestos de trabajo registrados y en la Argentina ya se crearon más de 200 locales especializados, generando trabajo y tributando impuestos», explicó el organizador.

La industria del cannabis crece de forma exponencial en todo el planeta, especialmente en los países donde sus diversos usos volvieron a ser legales tras casi un siglo de prohibición y demonización.

En Canadá, por caso, donde el consumo medicinal y “recreativo” está permitido desde 2018, los analistas estiman que ambos mercados van a generar para 2022 un movimiento superior a los 5 mil millones de dólares. En Estados Unidos, donde ya 10 estados legalizaron el consumo adulto, el panorama es todavía más impresionante: calculan que la economía cannábica moverá USD 15,4 mil millones en los próximos tres años.

«Todos los que usan cannabis sea para curar dolor de rodilla o reírse un rato después del trabajo, lo que están buscando es sentirse bien, y eso es un componente fundamental de la salud», consideró Basalo, al explicar que el cannabis tiene una funcionalidad integral en el organismo.

Durante estos tres días, la Expo Cannabis se convertirá en “un espacio para hablar del cultivo de la planta, algo que hacen millones de personas en todo el mundo, incluyendo la Argentina”.

“El principal objetivo de la feria es informar, debatir y acercarle a la sociedad los enormes beneficios del cannabis en cuanto a mejorar la calidad de vida de las personas”, aclaró Basalo.

“Para nosotros, que existan esas leyes y se celebre este evento es una contradicción propia de un paradigma en crisis -el de la prohibición- que está siendo desplazado por otro que queremos fortalecer, pero nada cambia de un día para el otro”, comentó Basalo.

Para el creador de la revista THC, la regulación por parte del Estado es una solución posible: “Regular es una forma de legalizar que se caracteriza por un rol activo del Estado controlando quién, cómo y para qué lo utilizan: queremos que sea regulado como el resto de las sustancias psicoactivas por un Estado que asista a las personas y que no las deje a merced al narcotráfico”.

Fuente: www.infobae.com