Miguel Fortunato, el padre de Genaro, destacó la labor de Fernando Guzzo, el fiscal que está actuando en el juicio a Julieta Silva. “Hasta acá está todo bien”, expresó.

Aunque aclaró que no es idóneo en materia judicial, entiende que en los primeros días de debate el representante del Ministerio Público Fiscal está trabajando correctamente. “Hace las preguntas que yo haría”, fueron las pocas pero contundentes palabras del hombre.

En relación a la declaración de la imputada remarcó que no fue creíble y que “está llena de contradicciones”.

Considerando que está convencido de que Silva terminó con la vida de su hijo de manera intencional, nuestro medio lo consultó sobre el posible móvil del crimen. Es decir, qué motivos tenía la mujer para realizar semejante acto, y respondió: “No lo sabemos, estamos en eso”.