Apenas llegó al barrio anduvo avisando por los rincones que viene con ganas de quedarse y de dominar el escenario.

Al parecer, la salida de la cárcel de Facundo Lucero, alias “El Pañalín”, no fue tranquila y todo indicaría que se vienen días movidos en el barrio que lo vio nacer.

Sucede que la Justicia lo dejó en libertad luego de permanecer un tiempo alojado en la cárcel local y en el ex Cose (reformatorio para jóvenes judicializados) por ser considerado autor del homicidio del ex futbolista Iván Roco en el año 2012.

El juicio a Lucero se hizo en el 2014, pero a pesar de que fue declarado culpable, no se le otorgó pena, dado que cuando cometió el asesinato era menor.

Pasó el tiempo, y a pesar de que ya había cumplido 18 años siguió en el hogar para menores del norte provincial, lugar donde cometió numerosas revueltas e incluso protagonizó un par de escapes.

El año pasado, luego de efectuar otra fuga, la Justicia terminó aplicándole condena y lo mandó a la penitenciaría, sitio donde estuvo poco más de un año.

Hoy el Pañalín ya no es un niño, se trata de un sujeto de 21 años que desde adolescente anduvo armado causando decenas de disturbios y delitos en su barrio (El Molino). Incluso cargándose al hombro una muerte con apenas 16 años.

De más está decir que en el ex Cose algo de escuela hizo, juntándose con jóvenes tan complicados como él.

En apenas días de andar suelto, algunos vecinos afirman que anda desafiando a todo el que se le pone enfrente. No son escasos los rumores, en tal sentido, que indican que ya anda armado.

Por su parte, la Policía está alerta, dado que no es una novedad que tiene problemas con un par de malvivientes de la zona.

No es un sujeto sencillo, está acostumbrado a manipular armas y a imponerse por la fuerza. Incluso, ya hay comentarios que señalan que está en el barrio para recuperar el territorio perdido.