El Intendente Emir Félix supervisó el avance del plan de asfalto en las calles de Real del Padre donde, en el denominado “Pueblo B”, ya se pavimentaron 30 cuadras.

“Teníamos que atender a los vecinos del otro lado de la ruta, nunca hubo tanto equilibrio de obras entre Ciudad y distritos”, señaló el jefe comunal.

Añadió que el objetivo de este plan es no detenerse y, si el clima lo impide, avanzar en tareas complementarias como construcción de cloacas, redes de agua potable, puentes; etc.

«Si mantenemos este ritmo de trabajo, a fines del año que viene tendremos en condiciones de transitabilidad aproximadamente el 80 por ciento de las calles que son de jurisdicción del municipio», explicó Félix.

Expresó que, si bien es un trabajo lento porque tiene que quedar perfecto y exige muchos otros trabajos, «el vecino sabe que nos vamos acercando a su barrio y distrito, por eso pedimos a todas las familias que nos tengan paciencia, que vamos a llegar».

En Real del Padre se asfaltaron las calles La Rioja, Neuquén, Santa Cruz, Malvinas Argentinas, San Juan, Catamarca, los pasajes Lardet y Cazorla, Jujuy, y están por terminar Hilario Cuadros y un tramo de San Martín.

Asfalto en todos los rincones

En paralelo a la obra de Real del Padre, máquinas y obreros trabajan en la calle Chubut de Pueblo Diamante, y se espera el re encarpetado de Río Negro, Neuquén, La Rioja, Catamarca, Santa Cruz, Tucumán y el pasaje Israel. En los últimos días quedaron también en perfecto estado varias arterias del barrio Penitenciario.

Gracias a las cuentas ordenadas, el superavit y los fondos destinados a la obra pública, conviven máquinas y cuadrillas de obreros en barrios y en distritos al mismo tiempo. «Así como hace poco estuvimos en La Llave, Goudge, Villa Atuel y ahora en Real del Padre, sepan los vecinos de Rama Caída que pronto será su turno”, expresó Félix.

www.ciudadanosur.com.ar