Un masculino de 51 años admitió antes la Justicia que era responsable de abuso sexual en perjuicio de dos mujeres y en tal sentido recibió una condena de tres años de prisión en suspenso.

Alejandro Fitt, quien se desempeña como auxiliar en el Cuerpo Médico Forense, admitió los cargos ante la fiscal Andrea Rossi  en un juicio con la modalidad de “abreviado” y en consecuencia la jueza María Eugenia Laigle bajó el martillo aplicando la pena antes mencionada.

Las historias se remontan a los años 2014 y 2017 cuando dos mujeres, en diferentes episodios, denunciaron que el sujeto tocó sus partes íntimas en sesiones de masajes. Ocurre que Fitt, además de ser empleado judicial, ofrecía servicios de masoterapeuta en su domicilio de avenida Quiroga  de nuestra ciudad.

De acuerdo a lo que trascendió, el individuo se hizo cargo de las acusaciones de las denunciantes y en consecuencia recibió una pena menor.

Ambas femeninas habían manifestado que habían concurrido al “consultorio” del hombre a realizarse masajes terapéuticos por distintas dolencias y fue en ese sitio donde las ultrajó.

Además de la condena, se le inició un sumario administrativo que seguramente terminará con su destitución del cargo.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv