Así lo afirmó Alfredo Cornejo.

Ya conocidos los primeros datos del escrutinio, el gobernador Alfredo Cornejo indicó que “estamos orgullosos de una provincia que va normalizándose poco a poco, desde lo institucional, desde lo económico, desde lo social”, por eso estamos “contentos, optimistas” y “en particular, desde el frente Cambia Mendoza, desde esta fuerza que ganó las elecciones en 2015 y asumió este enorme desafío de normalizar Mendoza estamos agradecidos por este enorme espaldarazo que nos han dado en esta elección legislativa”.

El mandatario aseguró que desde hace 20 años todas las elecciones de mitad de término, las legislativas, han sido difíciles de ganar para los oficialismos. “Los mendocinos han sido muy cautelosos, muy prudentes”, indicó Cornejo y resaltó que “aún así, estamos convencidos con este equipo de gente, que debíamos plebiscitar la gestión y pedirle el apoyo a los mendocinos por lo que estábamos haciendo y por lo que falta por hacer. Apoyarnos en que mantuviéramos una política de seguridad de mano firme como el sentido común lo indica. Una política educativa, que organizara mejor los recursos, que tendiera en realidad y en serio a mejorar la calidad de nuestra educación”.

Al mismo tiempo, sintetizó: “Una política de administración de salud más masiva, mayor cobertura y mejor organizada y una administración de justicia más ágil en todos los fueros, pero fundamentalmente en el plano penal combatiendo la inseguridad”.

Finalmente, se agradeció a los votantes, a los/as militantes y a todos los que en este escrutinio redoblaron sus esfuerzos para que Mendoza siga cambiando, “este triunfo nos da más obligaciones”, se reflexionó.

www.ciudadanosur.com.ar