El Gobierno iraní calificó hoy de «política fracasada» las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos, que optó el viernes por castigar al Banco Central de Irán en represalia por los recientes ataques a Arabia Saudí.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Abas Musaví, en un comunicado dijo que la política estadounidense es «ineficaz y no tiene otra base que la intimidación, el unilateralismo y el terrorismo económico».

«Carece de la capacidad necesaria para cualquier iniciativa racional y diplomática para resolver pacíficamente las disputas con otros países», agregó.

EEUU decidió asfixiar económicamente a Irán y enviar tropas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (UAE), descartando por el momento una acción militar contra Irán.

Estas medidas son su respuesta a los ataques contra la petrolera saudí Aramco de hace una semana, de los que EEUU responsabilizó a Irán pese a que este país se desvinculó de los mismos y a que su autoría fue reivindicada por los rebeldes hutíes del Yemen.

Según el presidente estadounidense, Donald Trump, esas sanciones contra el Banco Central de Irán son las «más altas que jamás se han impuesto sobre un país».

Sin embargo, el portavoz iraní señaló que «la sanción anunciada no es un tema nuevo», en alusión a que el noviembre pasado EEUU ya impuso sanciones al sector bancario del país persa, incluido su Banco Central.

«Desde las primeras sanciones, que han sido de las más duras, Irán ha encontrado su camino y con el apoyo de sus capacidades internas y la cooperación con países amigos continuará su crecimiento y desarrollo», aseguró Musaví.

El portavoz instó asimismo a la comunidad internacional a que piense en «un nuevo sistema comercial y económico que minimice el impacto de las acciones hostiles de EEUU contra el libre comercio».

EEUU impuso sanciones a Irán el año pasado tras retirarse de modo unilateral del acuerdo nuclear de 2015, firmado también por Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania.

 

Fuente: www.clarín.com