Cuatro elefantes y un camello… Parece el comienzo de un chiste, y en cierta medida lo fue ya que el informe que leyó la primera ministra danesa Mette Frederiksen provocó las carcajadas de todo el Parlamento de Dinamarca. La política explicaba a los diputados una nueva ley que prohíbe a los circos usar ciertos animales exóticos y se tentó cuando contó que debido a ello el gobierno compró cinco animales a un circo.

Según detalló Frederiksern, el gobierno iba a comprar tan solo a los cuatro elefantes, llamados Ramboline, Lara, Djungla y Jenny, para su retiro en una reserva, pero finalmente tuvieron que adquirir a un camello, Ali.

¿El porqué? Ali y Rambolins son amigos inseparables y conviven desde 2010 en el Circo Dannebrog, sostuvo la jefa de Gobierno con una risa que contagió al resto de los diputados.

El gobierno pagó casi 1.500.000 euros por los animales, precisó la primera ministra.

 

Fuente: www.tnmundo.com