La jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, anunció el miércoles por la noche que retirará definitivamente el polémico proyecto de ley sobre las extradiciones hacia China, una gran concesión a los manifestantes prodemocracia.

En una declaración televisada grabada previamente, Lam anunció «cuatro acciones para iniciar el diálogo» con los diferentes sectores de la sociedad hongkonesa. «El Gobierno retirará oficialmente el proyecto de ley para apaciguar por completo las preocupaciones de la población», declaró Lam.

«Teniendo en cuenta las cinco demandas presentadas por los manifestantes, ya anuncié la suspensión de la ley y hoy quiero dejar claro que la ley está muerta», dijo Lam en un discurso emitido por la televisión local, según informa ‘The South China Morning Post‘.

Las protestas comenzaron el pasado mes de junio por la intención del Gobierno de aprobar una ley que permitiría enviar a la China continental a cualquier sospechoso requerido por las autoridades de Pekín.

Miles de personas tomaron el centro financiero y el aeropuerto internacional de Hong Kong en estos meses para exigir la retirada definitiva del proyecto de ley, que consideran una afrenta al régimen de derechos y libertades heredado del periodo colonial.

 

fuente: www.tnmundo.com