Ya transita los pasillos de la Legislatura provincial el proyecto de Ley que busca endurecer las sanciones para las personas que manejen bajo los efectos del alcohol.

De acuerdo a lo que señala la iniciativa, que ingresó el miércoles a la Cámara de Diputados, los conductores que tengan más de 0,5  hasta el límite de 1 g de alcohol en sangre deberán pagar multas de hasta 72 mil pesos con inhabilitación de 30 a 180 días.

En tanto que los en los casos de alcoholemia superior a 1 gramo por litro de sangre se aplicarán multas de hasta 108 mil pesos y arresto de hasta 30 días.

Como parte de la sanción también se retendrá el vehículo que solamente será devuelto a su propietario cuando la multa esté saldada.

Algo que merece ser subrayado tiene que ver con los argumentos del proyecto, ya que desde el Ejecutivo se informó que “en las multas por alcoholismo de este año, prácticamente todos los multados eran reincidentes. Es decir, no tomaron conciencia de la sanción anterior y mucho menos de los riesgos de la conducción en ese estado. De hecho, los autores suelen pagar en efectivo la multa, pero no dejan de conducir con alcohol encima”.

Las autoridades destacaron luego que a la sanción monetaria se le agrega el arresto para que la persona pueda de comprender la gravedad del problema y saber de antemano lo que le puede ocurrir si decide manejar borracho.

 

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv