Muy discutida es la relación que mantuvieron Julieta Silva y Genaro Fortunato, incluso fue uno de los ejes en la audiencia de apelación cuando se hizo el cambio de carátula. En tal sentido es necesario recordar que en la primera imputación existió el agravante del “vínculo”, algo que se modificó porque los jueces en aquel entonces consideraron que no existía una relación de noviazgo estable y con proyecciones hacia el futuro.

Sin embargo, hoy declaró la tía de Genaro, y sostuvo que ambos “tenían una relación”. Añadiendo que el 1 de setiembre del año pasado (pocos días entes de la tragedia) los dos estuvieron en su casa de la Capital de nuestra provincia y que allí se mostraron como novios. Incluso que fue el mismo joven quien la presentó como tal.

La mujer, de nombre Andrea Linares, hermana de la mamá de la víctima, expresó que se los veía muy apegados y que se demostraban cariño.

Dijo también que el viaje lo hicieron en el auto de Julieta, pero no pudo asegurar quien manejaba.

Un dato sobresaliente es que ella también supo que el chico no la había presentado a sus padres, aunque nunca supo los motivos. Respecto de lo anterior, Linares supuso que quizás no lo hizo porque Julieta era mayor. Pero eso fue solamente una conjetura.