(Desde Santa Cruz de la Sierra) — El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió este jueves con el presidente boliviano Evo Morales en el hotel Camino Real de Santa Cruz de la Sierra, ubicado en el residencial barrio de Equipetrol.

Fernández y quien será su homologo si el primero ratifica en octubre su victoria en las PASO pasaron dos horas juntos: se reunieron a solas por media hora y durante el tiempo restante compartieron una cena con sus respectivas comitivas.

Al término del encuentro, Fernández describió las conclusiones del encuentro en una breve rueda de prensa en un pasillo de los jardines del hotel: «Hablamos de todo. De lo que le pasa al continente, de la necesidad de que el continente vuelva a integrarse como alguna vez estuvo integrado, del Presidente de Bolivia y de Argentina. De la posibilidad de trabajar juntos. Tenemos muchas cosas en común con Bolivia. Evo Morales es gente que piensa como uno y uno se siente muy cómodo con él», expresó.

También estuvo presente la coyuntura electoral de los dos países, que votarán en el mismo mes de octubre y con solo una semana de diferencia (Bolivia votará el 20 de octubre).»Hemos hablado del momento político en ambas naciones, pero estoy vedado aquí de hablar de las elecciones bolivianas«, dijo el candidato presidencial del Frente de Todos. Morales busca un cuarto mandato consecutivo en Bolivia.

Integración, litio, gas y migración

Los interlocutores abordaron además la situación política regional. «Se habló de porqué se ha movido el tablero político y cómo se perfila para recuperarlo un poco«, dijo a Infobae uan fuente que participó de  la cena.

El litio es uno de los temas centrales de la integración bilateral. Fernández le preguntó a Morales por los avances de Bolivia en la explotación del recurso natural, teniendo en cuenta que Argentina se ha empezado a considerar el aprovechamiento de los salares de Catamarca, Jujuy y Salta con el mismo fin. Una de las propuestas fue la posibilidad de que ambos países trabajen en forma integrada en el negocio del litio.

La integración energética y el contrato de compra-venta de gas entre Bolivia y Argentina fue otro de los temas analizados por ambos personajes. Y los asuntos fronterizos también aparecieron. «Fernández se comprometió con Evo a resolver juntos los asuntos de la frontera, que van desde el comercio, el tránsito fronterizo, módulos aduaneros con mejores condiciones y servicios de salud«, narró una fuente que compartió la cena.

El candidato presidencial del Frente de Todos expresó su voluntad de consolidar los derechos migratorios de los bolivianos en Argentina. «Son una fuerza de trabajo espectacular. Hasta conservan sus vírgenes y sus santos en las fiestas», habría dicho Fernández.

La integración energética y el contrato de compra-venta de gas entre Bolivia y Argentina fue otro de los temas analizados por ambos personajes. Y los asuntos fronterizos también aparecieron. «Fernández se comprometió con Evo a resolver juntos los asuntos de la frontera, que van desde el comercio, el tránsito fronterizo, módulos aduaneros con mejores condiciones y servicios de salud«, narró una fuente que compartió la cena.

El candidato presidencial del Frente de Todos expresó su voluntad de consolidar los derechos migratorios de los bolivianos en Argentina. «Son una fuerza de trabajo espectacular. Hasta conservan sus vírgenes y sus santos en las fiestas», habría dicho Fernández.

Una cena muy conversada

Fue una cena distendida, amistosa y conversada, aseguró un testigo directo de la cita. Por el lado boliviano participaron el presidente Evo Morales, el canciller Diego Pary, el ministro de Hidrocarburos, Alberto Sánchez, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y el viceministro y actual candidato a senador del MAS por Tarija, Carlos Bru.

Por el lado argentino estuvieron Alberto Fernández, Felipe Solá, Santiago Casier, además de los intendentes Gabriel Katopodis, de San Martín, y Juan Zavaleta, de Hurlingan.

En la cena, que tuvo como menú sopa de quinua, pescado a la brasa, ceviche de hojas verdes y flores, y asaí con frutos del bosque, como postre, Solá hizo mención al tiempo que vivió en las ciudades bolivianas de Santa Cruz de la Sierra y La Paz. Los visitantes recibieron libros y postales como regalos.

Dos personajes muy futboleros

Fernández y Evo Morales se conocieron hace más de quince años, cuando el boliviano visitó en Buenos Aires al gobierno de Néstor Kirchner, la primera vez que fue candidato a la presidencia de Bolivia. «Es un gusto volver a verlo. Le tengo un gran respeto y una gran admiración por lo que ha hecho en Bolivia y un enorme cariño. En Argentina a Evo lo quieren mucho. Es razonable que podamos trabajar mucho mejor juntos», expresó el candidato presidencial.

Unidos por la pasión del fútbol, Evo Morales y Alberto Fernández se comprometieron a jugar un partido después de las elecciones de octubre,según indicó un participante de la comida.

Incluso, Morales y Fernández accedieron a fotografiarse cerca de las gradas de los salones del hotel con el ex portero de la selección de fútbol, el argentino nacionalizado boliviano, Leo Fernández. El exfutbolista, amigo cercano de Evo Morales, había sostenido en la tarde un encuentro casual en el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz con el líder del Frente de Todos, con el que comparte su cariño por el club Argentino Juniors.

En el mismo hotel, Alberto Fernández se encontró también con la máxima estrella del fútbol boliviano, Marco Antonio «El Diablo» Etcheverry, amigo del presidente de Bolivia.

El líder del Frente de Todos permanecerá hasta la mañana de este viernes en el hotel Camino Real, donde pernoctó con sus acompañantes, entre los que también está el vocero Juan Pablo Biondi. Se prevé su partida a Lima, Perú, este viernes a las 9.00 en un avión privado para reunirse con el presidente de ese país, Martín Vizcarra. Allí estará hasta el sábado.

De esta manera, Fernández agregará los nombres de dos líderes regionales a su lista de encuentros, que ya incluía al ex presidente de Brasil Lula Da Silva y al ex mandatario uruguayo José Mujica. A nivel mundial también se reunió con Pedro Sánchez, en España, y António Costa, jefe de Estado de Portugal.

Fuente: www.infobae.com