Los talibanes afganos le ordenaron a sus seguidores que impidan a toda costa las elecciones presidenciales del próximo sábado, una amenaza que provocó que el gobierno pusiera en máxima alerta a las fuerzas de seguridad para garantizar los comicios.

El grupo integrista fundado por el mulá Mohamed Omar advirtió que atentará contra los agentes desplegados en colegios electorales y en las principales carreteras para impedir los comicios y le pidió a los afganos que se queden en sus casas y no vayan a votar para evitar exponerse a los ataques.

Los talibanes afganos sostienen que las elecciones presidenciales son una conspiración «para cumplir las metas de los ocupantes», en referencia a los países que aportan tropas a la misión de seguridad en Afganistán.

El comunicado de los talibanes llega días antes de que millones de afganos fueron convocados a las urnas para decidir quién será el nuevo presidente, con el actual mandatario, Ashraf Ghani, intentando su reelección.

«Desde hoy, 72.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas están en alerta y han sido desplegados en todos los colegios electorales en las 34 provincias», expresó el portavoz del ministerio del Interior, Nasrat Rahimi.

Los soldados, policías y efectivos de inteligencia han sido desplegados en 4.942 colegios electorales a lo largo del país, y entre los efectivos se cuentan 9.884 agentes femeninas que se harán cargo de registrar y ofrecer seguridad a las mujeres que voten, citaron las agencias de noticias EFE y Europa Press.

Otros 30.000 miembros de las fuerzas de seguridad están en la reserva para responder a los posibles ataques talibanes.

Como parte de las medidas de seguridad, se prohibió la entrada de camiones en Kabul desde hoy y mañana tampoco podrán hacerlo las furgonetas.

Además, el paso fronterizo con Pakistán en Turkham, en el este del país, quedará cerrado el viernes y el sábado.

El material electoral ya fue distribuido en las 34 provincias «con éxito», añadió Rahimi.

«Los muyahidines del Emirato Islámico (como se autodenominan los insurgentes) pretendemos parar este falso proceso de los invasores americanos y sus serviles esclavos con ataques a todas las fuerzas de seguridad y a los centros y oficinas de este espectáculo», afirmó en un comunicado el portavoz talibán, Zabihullah Mujahid.

«Si hay víctimas, toda la responsabilidad será de los participantes en este proceso estadounidense», alertó Mujahid.

Las amenazas de los talibanes se producen en medio de las denuncias de la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) por el alto número de muertes de civiles durante la campaña electoral.

Además de Ghani, otros 17 candidatos participarán en las elecciones presidenciales.

Ghani y el jefe del Ejecutivo y ex líder de la resistencia antitalibán, Abdullah Abdullah, son dos de los candidatos favoritos.

Fuente: www.clarín.com