Desde el año 2011, en la Municipalidad de San Rafael funciona una oficina que tiene como objetivo resolver todo tipo de conflictos entre vecinos en una mesa de mediación, de forma tal de evitar que el problema llegue a mayores e incluso que no se judicialicen.

Ruidos molestos, construcciones dudosas, medianera, filtraciones, problemas de humedad o mascotas, son algunos de los temas que llegan a la dependencia comunal que está a cargo de la abogada Matilde Pronotto.

Desde el Servicio de Mediación reconocen que antes las cosas se resolvían, en la mayoría de los casos, con algo tan simple como golpearle la puerta al vecino y una breve charla. Pero está claro que la sociedad cambió y hay un gran número de personas que no tienen una actitud simpática.

“Pequeños conflictos que si no se atienden a tiempo escalan y después se resuelven de forma para nada amistosa. Por eso, lo que nosotros buscamos es sentar a las dos partes y llegar a un arreglo que deje conforme a los dos. Se trata de trabajar colaborativamente donde todos resulten ganadores”, señaló la funcionaria.

“Aunque el principio cuesta que entiendan lo que significa una mediación, luego terminan aceptando las condiciones y finalmente más del 90 por ciento de los conflictos se resuelven”, añadió.

Expresó después que ante un inconveniente cualquiera de los vecinos puede concurrir al municipio a realizar el planteo y luego se notifica a la otra parte. A partir de allí se programan encuentros que resulten favorables a los dos. “No sirve si uno de ellos se retira de la mediación desconforme”, subrayó.

Aclaró que los problemas se dan en todo tipo de vecindarios, “en cualquier barrio de la ciudad o distritos, incluso en complejos privados”.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv