A pesar de que hace más de un año que entró en vigencia, la Ley Vial de Mendoza no deja de ser nueva, si se toma como referencia los nuevos conflictos que se presentan alrededor de ella. Al menos si de multas se trata.

Entre las novedades de los últimos días, los efectivos de la Vial, además de los papeles de rigor y de mirar luces encendidas y cinturones de seguridad colocados, le dan un pequeño vistazo a los pies de los conductores. Ocurre que la normativa señala que para manejar hace falta un “calzado adecuado”.

Las autoridades explicaron que para conducir hay que utilizar un calzado que esté sujeto a todas las caras del pie, es decir tiene que estar agarrado a los laterales y también al talón. En tanto que la suela tiene que ser antideslizante y que permita un buen agarre a los pedales del coche.

Esto significa que está prohibido manejar en ojotas o sandalias. Pero hay un detalle, teniendo en cuenta lo anterior, tampoco se puede manejar con suecos.

La multa por conducir sin calzado adecuado es de 1200 pesos, pero si se paga dentro de los tres días hábiles posteriores a la confección de la misma se pagan 720 pesos.

La obligación de usar calzado cerrado o sujeto al pie es también para los que circulan en moto.