La iluminación en las calles es primordial, por motivos de seguridad y de presencia, al momento de darle vista a una localidad, con el objetivo de proporcionar la visibilidad adecuada para el normal desarrollo de sus actividades.

El alumbrado público es fundamental para la salud de la comunidad. Está demostrado que el aumento de luminarias, o de su intensidad, reduce la criminalidad y aumenta la sensación de seguridad. Con mejor visibilidad, los potenciales ofensores se encuentran más expuestos y tienen menos posibilidad de cometer delitos.

El Concejal justicialista Pedro Serra, a través de un proyecto de Ordenanza, propone colocar dos luminarias en la intersección de las calles Rawson, Urquiza, y prolongación Calle Urquiza.

“Consideramos que el alumbrado público hace más que prevenir la delincuencia. Al mejorar el alumbrado, se logra que la comunidad se sienta más protegida. Permite conducir vehículos de noche de manera más segura, se reducen los accidentes y ayuda en el flujo del tránsito” explica el edil en sus fundamentos.

Asimismo, se promueve la operación nocturna de negocios y se incrementa el paso de peatones durante la noche, todo lo cual hace que el vecindario sea más activo y agradable.

www.ciudadanosur.com.ar