El capitán del barco humanitario español de la organización Open Arms, Marc Reig, le pidió este lunes a la embajada de España que le brinde asilo a los 31 chicos rescatados días atrás en el Mediterráneo central y designe un puerto para su traslado.

Reig le pidió a la embajada que tramite el procedimiento de manera urgente, «dada la situación de incertidumbre en la que se encuentra el buque, que permanece en aguas internacionales» y que «cumplen las condiciones para ser reconocidos como refugiados», indica el texto del capitán, al que accedió EFE.

El pedido a España es para que ese Estado fije su competencia «en atención a las especiales circunstancias que concurren en el caso, ordene a la autoridad correspondiente que organice su tramitación urgente, incluido el traslado de los menores» al lugar habilitado para ello.

Unas horas antes de la difusión de esta nota, el coordinador legal de la ONG española Open Arms, Jaime Rodrigo de Larrucea, había anunciado la intención del buque de pedir asilo para los menores rescatados en las embajadas españolas en Italia o Malta.

La embarcación está en alta mar con 151 inmigrantes -31 de ellos menores- rescatados en tres operaciones en los últimos días a la espera de recibir autorización para desembarcar en un puerto seguro, algo que Italia y Malta rechazaron hasta ahora.

Si el bloqueo continúa, indicó De Larrucea, el buque estudia llegar a Italia, como hizo hace un par de meses el buque con migrantes de la ONG alemana Sea Watch. «Acabaríamos en la cárcel o donde fuese, sabiendo que los jueces italianos nos dejarán en libertad porque la legalidad es la nuestra, no la de los Estados», argumentó.

El viernes pasado se conoció que el actor Richard Gere, quien tiene una histórica militancia por los derechos humanos, asistió a las personas que están varadas en el barco y les llevó alimentos.

La crisis migratoria es cada vez más compleja. La Organización Internacional para las Migraciones dice que 39.289 migrantes y refugiados llegaron a diferentes países por mar en lo que va del año hasta el 4 de agosto, un 34% menos que durante el mismo período en 2018. Además, la entidad puntualizó que otras 840 personas murieron en lo que va de 2019 durante los diferentes viajes que hubo por el Mar Mediterráneo, desde el norte de África hacia Europa.

 

Fuente: www.tnmundo.com