Desde la Federación Económica de Mendoza informaron que las ventas minoristas finalizaron junio con una baja de 5,63 % frente a igual mes del año pasado. Lo que ocurre en nuestra provincia es preocupante, dado que el descenso es superior al promedio difundido por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa para todo el país que arrojó una baja del 4,2 %

Desde la entidad señalaron que “en mayor o menor medida, los 19 rubros relevados retrocedieron en la comparación anual”.

Para el comercio el primer semestre del año ha sido negativo en un 3,24 % promedio, teniendo en cuenta que las ventas de los primeros 6 meses de 2018 arrojaron el siguiente resultado: enero -1,5 %; febrero -2,17 %; marzo – 1,4 %; abril -3,2 %; mayo -5,6 % y junio -5,6 %.    

“Múltiples causas incidieron en lo que fue la sexta caída consecutiva del año pero se pueden destacar el aumento del dólar, el deteriorado poder adquisitivo de las familias y los paros de camioneros. Ni siquiera el Día del Padre impactó positivamente ya que a pesar de las promociones, las ventas para esa fecha bajaron en promedio 4,3 %”, destacaron desde le Federación Económica.

Con respecto al dólar, destacaron que “esto generó incremento de precios de los proveedores. Sin embargo los comercios, en la mayoría de los casos, no trasladaron la totalidad del aumento del billete norteamericano a la mercadería a fin de poder seguir vendiendo, aunque esto terminó provocando pérdida de rentabilidad”.