Anoche, poco después de las 23 horas, un sujeto armado llegó a un comercio de calle Ricardo Rojas al 850 y bajo amenazas robo al propietario y a una clienta.

El malviviente, que portaba una escopeta recortada, luego de apuntar a las víctimas les exigió que entregaran la plata y los teléfonos. De esa forma, el dueño del local, de 35 años, tuvo que darle el dinero de la recaudación, mientras que la mujer, de 58, le dio su billetera. Ambas personas también tuvieron que entregar sus celulares.

Finiquitado el atraco salió del lugar y emprendió huida en un auto, informaron desde la Oficina de Prensa de La Policía.

La causa quedó en manos de la comisaría 32° y se instruye como robo agravado. Por el momento, no hay detenidos.