El análisis del proyecto de Ley de Presupuesto 2018 y debatir acrecentar el número de miembros de la Suprema Corte de Justicia, sigue colocando al Poder Legislativo de Mendoza en el intenso debate político pos elecciones legislativas. Por eso, la semana se ha iniciado con el análisis de los montos que le correspondería a cada área del Poder Ejecutivo, de la Justicia y Legislatura, en el presupuesto del año próximo. Con reproches que se hacen a las ausencias de la oposición en el análisis de las cuentas públicas, como ocurrió en el turno del Ministro de Economía Martín Kerchner Tomba.

Por otro lado las ácidas posturas se profundizan cuando se trata de analizar el proyecto de Ley de autoría del senador Juan Carlos Jaliff(UCR-Frente Cambia Mendoza) para incorporar dos ministros al ente rector del poder judicial de la provincia.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia Néstor Parés, le expresaba a diario El Ciudadano que, “llama la atención que la posición se ausente del debate del proyecto de ley de presupuesto. Usted tiene que tener en cuenta que el presupuesto es la ley más importante que se aprueba en un año legislativo. Fíjese que ya hemos aprobado las Leyes de Avalúo e Impositiva, sin el análisis, ni el acompañamiento de la oposición. Ahora sucede lo mismo”.

El viernes pasado tuvimos que analizar el abultado presupuesto del Ministerio de Economía, donde hubo un pedido de endeudamiento para obra pública. Allí tendría que haber estado la posición para analizar las prioridades en obras públicas, que no son ni de Cornejo, Kerchner, ni de Parés. Es de la provincia y para todos los mendocinos. El pedido de endeudamiento para obra pública no sucede desde hace mucho tiempo, ya que en los últimos años solo fue para cubrir gastos corrientes. Por eso “la oposición perdió la posibilidad de saber el destino de ese endeudamiento”, puntualizó el legislador radical.

Las Modificaciones en la Suprema Corte de Justicia

Dice el titular de la cámara baja del parlamento mendocino que, “hablar de acrecentar el número de miembros de la corte, si crea polémica. Por eso, creo que se debe analizar desde la óptica de un proyecto de ley más complejo. Porque habla del desenvolvimiento de la corte, como por ejemplo que el presidente de la Suprema Corte comience a emitir fallos. Ya que no lo hace y es una cuestión inédita en el país”. Además –profundiza el diputado Néstor Parés– deben ser separadas las cámaras laboral y penal, ya que un fuero no tiene nada que ver con el otro. Por eso hay tantas causas o dictámenes acumulados”.

Sobre las acusaciones de que este proyecto encierra una disputa entre el gobernador Alfredo Cornejo y Justicia Legítima, representada por algunos ministros de la corte, el diputado radical expresó que, “no, no es así y le repito que aquí, en este proyecto, hay una cuestión más profunda y es un trabajo que se debe hacer. Se debe hacer una justicia con mayor celeridad, eficiencia y terminar con fallos polémicos, como el conocido recientemente, donde se aumenta la litigiosidad”.

Es un embate ilegítimo de un poder sobre otro

Es la definición que tiene el senador provincial electo Marcelo Romano(PI) en las primeras respuestas que daba ante nuestro diario por el proyecto de ley de aumentar el número de miembros de la Suprema Corte. Quien agregaba que, “nadie en la historia institucional de Mendoza, se ha animado a tanto. Salvo –aclara Romano-el entonces gobernador de Santa Cruz Néstor Carlos Kirchner quien aumento el número de miembros de la Corte de esa provincia”.

Para el abogado que acompañó a José Luis Ramón en las legislativas pasadas y que asume su banca el próximo año, “es preocupante este proyecto. Porque un gobierno que llegó para cambiar las cosas con toda la carga ética, técnica e institucional para recuperar todo lo que se había perdido en esos doce años de kirchnerismo, ahora quiera aumentar el número de miembros de la corte provincial es grave.

Los argumentos que pone en el proyecto de ley el doctor Juan Carlos Jaliff son lamentables. Sobre todo porque él es un hombre que viene con una concepción y mística que acompañó el regreso de la democracia de la mano de Raúl Alfonsín. Pero también porque dichos argumentos son muy laxos. Ya que la corte no será más eficaz por tener una sala más. Creo que si se concreta esta ley, Mendoza tendrá democracia, pero no república. El actual gobierno tendrá mayorías automáticas, tanto en la Legislatura, como en la Suprema Corte de Justicia y “eso no le haría bien a la provincia porque adolecería de la necesaria división de poderes”, sentenció el abogado Romano.

Diario El Ciudadano