La iniciativa es de Samuel Barcudi, Senador del Pardido Justicialista.

“Nos hicimos eco de alguna situación en donde hemos presentado un pedido de informe a raíz de que las partidas presupuestarias no han sido modificadas respecto del destino de lo que son las meriendas escolares para las escuelas de la provincia”, señaló Barcudi.

El senador agregó que muchos proveedores han decidido ante el incremento de costos, sobre todo en panificados, reducir de manera drástica las meriendas. Desde el PJ se hicieron algunos intentos por contactar a gente de la DGE, donde no obtuvieron respuesta.

Por esta razón es que presentaron un pedido de informe en la legislatura para que se aclare esta situación “porque algunos proveedores manifiestan que con lo que están cobrando no les sería rentable”.