La Policía investiga un extraño caso ocurrido en el distrito de Real del Padre. El mismo está relacionado con la desaparición durante unos 40 minutos de un niño de 10 años que su madre había mandado a comprar a un almacén.

De acuerdo a lo que informó el Subcomisario Marcos Fernández, titular de la Comisaría 26 de Villa Atuel, lugar donde se radicó la denuncia, que “alrededor de las 8 de la tarde de ayer, una mamá manda a su niño a realizar unas compras a una despensa ubicada a dos cuadras de la casa. Como no regresaba mandó a otro de sus hijos a buscarlo, y como ya era demasiado el tiempo que había pasado, sale ella desesperada a rastrearlo también”.

El uniformado agregó que luego de unos 40 minutos aparece el niño y le dice a su madre que de una camioneta (tipo Trafic) color blanca se bajaron un par de sujetos que lo obligaron a subirse al rodado y que lo pasearon por todo el pueblo. Extrañamente, luego lo soltaron en cercanías de la vivienda del chico sano y salvo.

En tal sentido, Fernández aclaró que “no se trató de un secuestro, acá lo que se está investigando es una privación ilegítima de la libertad. Porque no es que se lo llevaron y luego pidieron rescate y todo eso”, subrayando para que no queden dudas al añadir que “lo que se está averiguando es donde estuvo el niño durante todo ese tiempo”.

Agregó más tarde que la Policía toma conocimiento porque el personal de Cuerpos Especiales estaba haciendo patrullaje en el pueblo de Real del Padre cuando de pronto en una esquina estaba una mujer con unos niños y les hace seña para que se pararan. Es ahí, donde la mamá del chico les relata lo que habían vivido.

A partir del relato de la señora se monta un operativo en la zona y se conduce a la mujer a radicar la denuncia a la Comisaría 26 de Villa Atuel.

Por ahora no hay detenidos y se siguen varias líneas investigativas. Al respecto, el Subcomisario Fernández pidió prudencia respecto de los detalles de la información porque no quieren dar un paso en falso.

Silvio Barroso