Por iniciativa de los diputados provinciales Analía Jaime (UCR) y Marcos Niven (PD), el subsecretario de Riesgo de Desastre del Ministerio de Seguridad de la Nación, Marcelo Rozas Garay, estuvo en nuestra provincia para exponer sobre Riesgo de Desastre y la necesidad de que la provincia adhiera a la ley nacional de referencia.

Jaime señaló que “creímos necesario que  estén aquí  desde la Nación para que nos expliquen de qué se trata el Sistema Integral de Riesgo de Desastre. Es necesario hablar de estos temas”, porque “Mendoza tiene factores de riesgo y hay que trabajar en la prevención”.

En tanto, el autor del proyecto, Marcos Niven, dijo que “aplaudimos que la Nación esté interesada en estos temas, porque es necesario que trabajemos en conjunto para lograr una cultura sísmica  que prevenga catástrofes humanas. Una cultura que nos permita accionar en forma automática cuando se produzcan los hechos”.

“Mendoza  debe adherir, debe participar de este sistema”, dijo, sobre todo teniendo en cuenta que – tal como expresan los fundamentos del proyecto de adhesión – la provincia de Mendoza “es una de aquellas consideradas sísmicas dentro del territorio nacional y de Sudamérica”.

A ello se suman otras características vinculadas al clima, como “el peligro permanente, en ciertas épocas del año, de granizo y piedra de gran tamaño”, o las lluvias en la precordillera, que ocasionan riesgos de aludes de piedra y barro, o bien, heladas e intensas nevadas, que no solo aíslan poblaciones sobre todo de alta montaña sino que también provocan el cierre del paso internacional.

En su exposición  Marcelo Rozas Garay indicó que “es muy importante que Nación, Provincia y Municipios  trabajen articuladamente. Desde la Nación se le ha dado la trascendencia que el tema necesita. Estamos creando un sistema nacional de riesgo que contribuye a la prevención”.

En esa línea, añadió que “no sólo hay que trabajar en la respuesta, sino también en la reducción del riesgo de desastre y en el manejo de la crisis. Hay que ir más allá de un sistema solidario. En este sentido, el Estado tiene que ponerse los pantalones largos. El sistema apunta a coordinar acciones de la sociedad civil”.

Aclaró por otra parte, que este sistema “no está enfocado en una sola catástrofe” sino también en otros hechos como incendios forestales, inundaciones, o incluso derrames de sustancias tóxicas, por citar algunos ejemplos.

Dijo además que el  Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil tiene como finalidad la protección integral de las personas, las comunidades y el ambiente ante la existencia de riesgos.

El sistema creado por la Ley nacional, comprende además acciones de mitigación, gestión de la emergencia y recuperación, y la creación de un registro de ONGs. “Apuntamos a través del consenso a que a través de estas ONGs, tengamos un objetivo común”, dijo el funcionario.