En el marco de la investigación que lleva adelante el juez Caludio Bonadio por la causa de “los cuadernos”, el dueño de empresa que tiene la concesión de la terminal de ómnibus de San Rafael quedó detenido acusado de pagar coimas.

Néstor Otero, de él se trata, se entregó en horas de la mañana de hoy en la sede de la Policía Montada de Capital Federal, según indicaron medios porteños.

Sobre el empresario pesaba una orden de detención, luego de que su situación se tornara complicada a raíz de nuevos testimonios que lo involucraban en turbios negocios con el gobierno anterior.

Trascendió que su nombre figura en uno de los cuadernos del, ya famoso, chofer Oscar Centeno, quien señala lugar y fecha determinada en el pago de una coima. En tal sentido, Otero desmintió esa situación argumentando que ese día estaba de viaje en Paraguay.

Además de las páginas del chofer, otros testimonios lo involucraron el pasado viernes, por lo que el juez ordenó su detención.

Vale recordar que el imputado, que también tiene la explotación de la terminal de Retiro (Buenos Aires), fue beneficiado con la concesión de la terminal Néstor Kirchner en noviembre del 2011, en una polémica sesión del Concejo Deliberante.