Las vacaciones de tres amigos británicos en la costa de Alicante, España, se convirtieron en una tragedia. Los jóvenes se resbalaron de un acantilado de casi doce metros de alto cuando intentaron sacarse una selfie con el mar de fondo. Dos de ellos murieron.

Según reconstruyeron los medios locales, el incidente ocurrió este miércoles. El grupo estaba paseando en el paseo marítimo de Punta Prima, una de las playas más populares de la zona, en una parte elevada que estaba delimitada con una baranda. A muy pocos pasos del Mar del Mediterráneo.

Los investigadores sostuvieron que dos de los turistas se quisieron sacar una foto y que, en ese momento de distracción, pisaron mal y cayeron al vacío. El primero, de 22 años, murió en el lugar a pesar de que los servicios de emergencia intentaron reanimarlo.

El otro accidentado, de 21 años, fue estabilizado y trasladado al hospital. Pero murió este jueves después de un día de estar internado en terapia intensiva.

El tercer amigo que estaba con ellos no se cayó, pero al ser testigo de la impactante escena sufrió una crisis de ansiedad. Las autoridades municipales aclararon que la baranda y el paseo están en perfecto estado y que el accidente se debió a una imprudencia de los chicos.

 

Fuente: www.tnmundo