A una semana de la puesta en marcha de la reforma que prevé duras sanciones para los que manejan alcoholizados, el resultado genera optimismo en las autoridades policiales.

“El primer fin de semana, que coincidió con los festejos del Día del Estudiante, vimos una importante baja en este tipo de multas”, informó el comisario Iván Bermúdez, jefe de la Policía Vial en la Zona Sur.

“La prueba de fuego era el segundo viernes y afortunadamente hemos observado que, al menos en la primera semana, se ha producido un cambio en la conciencia de la gente, quizás por lo abultado de la pena”, añadió en referencia a que los que manejan bajo los efectos del alcohol arriesgan sanción de 108 mil pesos.

“Este viernes encontramos solamente a dos personas con alcoholemia positiva por encima de 1g de alcohol en sangre”, indicó el uniformado, quien recordó que antes, en un fin de semana cualquiera, “hacíamos alrededor de 15 multas”.

Bermúdez subrayó que “tenemos que tener presente que en estos casos toma intervención el juez de Contravenciones”. En ese contexto, además de la abultada multa, al infractor se le retiene el vehículo y podría ser arrestado hasta por 30 días.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv