El caso judicial que más interés despertó en la opinión pública durante los últimos años llegó a su fin, al menos por ahora.

Por unanimidad, lo cual no es poca cosa, los tres jueces que integran el Tribunal, condenaron a Julieta Silva a la pena de tres años y nueve meses de prisión y ocho años de inhabilitación especial para conducir vehículos automotores, por resultar autora responsable del delito “Homicidio Culposo Agravado”.

En el mismo fallo, los jueces Rodolfo Luque, Julio Cesar Bittar y María Eugenia Laigle, decidieron que debe cumplir la condena con la modalidad domiciliaria.

Como dato para subrayar es que se ordenó la extracción de compulsa a los efectos de determinar las circunstancias precisas del accionar de la fiscal del caso en la investigación.

VIDEO

FOTOS