Anoche, alrededor de las 20 horas, una precaria casa de calle Cantoni al 1145 se prendió fuego luego de un desperfecto eléctrico y como consecuencia del siniestro, tres niños se intoxicaron gravemente al inhalar el denso humo. 

Luego de ser rescatados por los vecinos, fueron llevados de urgencia al hospital público de nuestra ciudad.

Los chiquitos de 4, 3 y 2 años se encontraban solos al momento de iniciarse el fuego, ya que su madre, de 24 años, había salido a realizar unas compras.

Finalmente fue una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado quien trasladó a los pequeños al hospital Schestakow, quienes llegaron intoxicados con monóxido de carbono. En ese sentido, los dos mayores quedaron internados en la sala de Terapia Intensiva Pediátrica, mientras que el más chico quedó alojado en el Servicio de Pediatría.

De acuerdo a información oficial el fuego se inició al originarse un cortocircuito en un alargue. Sucede que una vecina les pasaba la luz por medio de ese artefacto.

Desde el hospital informaron que en el transcurso de hoy darán el nuevo parte médico.